Muchas veces, el desconocimiento de los recursos locales conlleva a prácticas que degradan el territorio, como basurales ilegales, la tala de especies nativas, erosión de los suelos y la contaminación de ríos y napas, transformándose en un quiebre entre la comunidad y el medio natural que habita.
Es por esto que desde el año 2017 trabajamos junto a los comunidad de vecinos de El Molle, creando espacios de encuentro, recreación y educación. Así, nace esta iniciativa que responde a la necesidad de un nuevo lugar de encuentro para los vecinos y turistas, quienes a través del arte ponen en valor la biodiversidad local, permitiendo con ello crear conciencia, educar y sensibilizar a los habitantes del Valle del Elqui.
Esto es una solución innovadora que, entre otros aspectos, pretende promover la interacción entre diferentes actores para generar miradas que construyan y fortalezcan la identidad a través de espacios de intervención novedosos.
Se transforma en un hito turístico, reconocible por los vecinos y visitantes, que posiciona a la localidad como un mosaico paisajístico característico del Valle del Elqui, cuyas favorables condiciones ambientales propician el desarrollo de una próspera actividad turística.
La obra estuvo a cargo del artista Carlos Busquets y fue llevada a cabo en el mes de noviembre del año 2017. Si quieren conocer más de su trabajo los invitamos a revisar www.carlosbusquets.com
Imágenes del proceso: