Mapocho Pedaleable

Mapocho Pedaleable es una propuesta para la rehabilitar la caja del río Mapocho como un corredor urbano para medios de transporte no motorizados. El objetivo es doble: 1) Recuperar un lugar abandonado como espacio público ciudadano, ofreciendo una infraestructura de traslado más amigable y eficiente para peatones y ciclistas; 2) Crear de un parque fluvial inundable dotado de servicios para conectar la ciudad y las personas a través del río.

 

La ciudad de Santiago, inserta en la Región Metropolitana, es la capital de Chile y donde vive más de un tercio de la población nacional. El río Mapocho, su principal curso de agua, es el eje en torno al cual se ha desarrollado históricamente la ciudad. Sin embargo, por más de cien años, el canal del Mapocho ha estado cerrado al público. Todo este tiempo, el torrente ha cargado con el estigma de ser un riachuelo sucio y maloliente, foco de delincuencia y contaminación.

Desde el 2010, las aguas servidas ha sido desviadas por un colector y eso abre la posibilidad de mirar el río con otros ojos. Sin embargo, el mismo Mapocho que normalmente trae apenas un hilo de agua, en temporadas de fuertes lluvias, puede convertirse en un río indomable, arrasando con todo a su paso. Por lo mismo, la estrategia para su recuperación debe aprovechar las condiciones propias de un río cordillerano y operar con la mayor simpleza posible.

El Mapocho urbano tiene una longitud de 30 kms, de los cuales 7 han sido confinados en un canal artificial de hormigón en el sector más central y denso de la ciudad. Si en condiciones naturales el cauce puede tener hasta 200 metros de ancho, en este tramo la sección es de apenas 40.

Disminuir la distancia facilita los cruces y, como consecuencia, 21 cruces de 40 se ubican en este segmento. Al aumentar la cantidad de cruces mejora la conectividad transversal, pero se pierde continuidad en el eje longitudinal determinando la fragmentación del sistema de parques que acompaña al río. Paradójicamente, el eje oriente-poniente concentra la mayor cantidad de viajes en la capital. Prueba de aquello son; la línea 1 del metro, la primera de Santiago, que absorbe la mayor demanda, y la primera autopista urbana de Santiago, que se construyó en el borde norte del río.

Frente a este problema surge la pregunta por como mejorar la continuidad en este eje favoreciendo, a su vez, la integración del río y los parques. Entonces, la respuesta fue evidente. Habilitar la caja del río, sin mayores modificaciones, como un corredor para personas de escala intercomunal, abordaría dos problemas al mismo tiempo y con economía de recursos: Por una parte significa proveer de una infraestructura de alto estándar para quienes se mueven en bicicleta por este eje, permitiendo abarcar distancias mayores sin interrupciones. Por otra parte, es ofrecer una excusa funcional para atraer personas al río y favorecer un reencuentro que lleva pendiente ya dos siglos.

Año: 2011-2016
Superficie: 35.000 m2
Ubicación: Río Mapocho, Región Metropolitana, Chile
Actores involucrados: Corporación Pedaleable, Corporación Andina de Fomento (CAF), I. Municipalidad de Santiago, I. Municipalidad de Providencia, CORDESAN

 

 

#YoVivoMapocho

Desde el año 2011 realizamos un evento de activación y reclamación del río, bajo el lema Yo Vivo Mapocho, cuyo principal objetivo es propiciar un reencuentro entre la ciudadanía y el río, construyendo la base social para su recuperación en el largo plazo.

2016 – 31 de marzo al 5 de abril
El río estuvo abierto durante 6 días y además coincidió con la realización del Quinto Foro Mundial de la Bicicleta en Santiago de Chile. El hito más significativo fue que por primera vez se asfaltó la ruta gracias al aporte de la empresa Bitumix. Se estima que transitaron más de 50.000 personas entre peatones y ciclistas.

2015 – 18 y 19 de Abril
El evento del 2015 fue especial por varias razones. Por primera vez el río estuvo abierto dos días, lo que permitió una mayor afluencia de público. La asistencia superó las 30.000 personas, sumando además dos nuevos municipios, Recoleta e Independencia, que junto a Providencia y Santiago presentaron una diversa agenda de actividades dentro y fuera del río. La idea era transformar la ciudad durante el fin de semana, con cierres de calles, ciclovías experimentales, ferias cleteras y gastronómicas, pasacalles, competencias de ciclismo, stands de organizaciones sociales y muchas otras actividades para todos los gustos.

2014 – Sábado 26 de Abril
Esta fue la segunda versión del evento con las rampas provisorias de acceso. Ese año, el evento se caracterizó por recibir bastante más atención del gobierno. Además de los municipios, estuvieron presentes (como visitas) los Ministerios de Transporte y Medio Ambiente, y el Gobierno Regional. Se programó una feria de emprendimientos relacionados a la bicicleta, hubo actos artísticos y musicales en un gran escenario instalado en el lado norte del río. Pese a que el día estuvo muy helado para la época, el número de asistentes fue mayor al año anterior, llegando a 5.069 personas.

2013 – Sábado 4 de Mayo
Esta edición fue la primera en la que se sumaron entes públicos. Los municipios de Providencia y Santiago, además de diversas organizaciones sociales, se sumaron a la organización y coordinación del evento. Se instalaron por primera vez dos rampas de acceso provisorias, las que permitieron utilizar un tramo de dos kilómetros de río. Los asistentes podían tener por primera vez una noción del río como espacio de movilidad, entrando en el puente del arzobispo y saliendo a la altura de la vega (o viceversa). Animaron el evento una cicletada con la historia del río, yoga y otras actividades deportivas, cuecas a la orilla del río y foros de conversación sobre la ciudad.

2011 – Domingo 15 de Mayo
Esta fue la primera invitación pública a reconocer el espacio olvidado en el río Mapocho. Junto a diversas agrupaciones ciclistas, entre las cuales se cuentan Arriba e la Chancha, HappyCiclistas, Furiosos ciclistas y Macletas, se hizo la primera convocatoria para reencontrarse con el río e imaginar el futuro ciudadano y el impacto de esta iniciativa. En ese entonces, mucha gente todavía pensaba que el Mapocho llevaba aguas servidas, idea que fue rápidamente despejada con la actividad. Estaba planeada una cicletada por el canal lateral del río, que no se pudo efectuar porque este último justo se inundó ese mismo día. Los ciclistas pedalearon por un pequeño tramo junto al acceso de la Concepción, pero a pesar de todo el evento fue un éxito inesperado, iniciando el largo proceso ciudadano que sigue hasta hoy. Asistieron 400 personas.

 

Google Street View

Tiempo atrás nos asociamos con Google e hicimos un mapeo de los proyectos Mapocho Pedaleable, Elqui Pedaleable, los paseos por los Cerros de Valparaíso, Nevados de Chillán y la Reserva Nacional Mocho-Choscuenco, a través de imágenes capturadas en 360º gracias a la plataforma Google Street View. Mira el río aquí: